domingo, 10 de marzo de 2013

Navajas, Dgo., ejido de la capital de Durango

Navajas, Dgo., Rumbo a la carretera Durango-Mazatlán, pasando la comunidad Navíos -a unos 10 kilómetros de este lugar que he mencionado en publicaciones anteriores- se encuentra el ejido Navajas, un pueblo pequeño de familias que se dedican a la agricultura, ganadería y por su puesto a lo forestal; aunque esta última actividad cada vez menor por las consecuencias que ha traído la falta de lluvias en el estado en los últimos dos años. Sin embargo, los habitantes luchan por salir adelante, son gente que no se rinde y hoy trabajan para la producción de arboles que les permitirá recuperar algo de lo perdido, no sin antes dejar un mensaje de reflexión: "la calidad del aire que respiramos, la calidad del agua que consumimos día con día depende de la permanencia de los bosques y desde luego la permanencia de ellos depende del cuidado que el hombre le de", así dicen los ejidatarios de este lugar que viven en carne propia las consecuencias que dejó la sequía, los incendios forestales y las plagas que han perjudicado a miles y miles de árboles. Es por eso que hacen un llamado para cuidar nuestro medio ambiente, pues si bien es cierto que si hoy nos brindan paisajes hermosos, en temporada de lluvia sin duda son: espectaculares, así que por favor cuidemos todos juntos la naturaleza.

Pino engelmanni con nueve meses de vida


vivero moderno para la producción de pinos

la raíz del pino tiene que ser grande

entre la sierra

veredas de Navajas, Dgo.


estampas de la zona sierra